La enfermedad periodontal es una infección crónica de las encías, siendo la placa microbiana y el sarro los principales responsables de esta enfermedad, aunque existen además factores de riesgo predisponentes como el tabaquismo, la diabetes, el stress y la genética, así como también los cambios hormonales que se producen durante el embarazo y la menopausia que tienen diversas manifestaciones en los tejidos de soporte de los dientes.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE ESTA ENFERMEDAD?

  • ENCÍAS ENROJECIDAS, INFLAMADAS y  que SANGRAN son las señales de alarma más comunes. Desafortunadamente muchas personas aceptan la situación como normal debido a que las encías sangrantes causan poco dolor.
  • MAL ALIENTO (HALITOSIS) debido a las bacterias y sus toxinas que se alojan en los sacos periodontales.
  • MAL GUSTO Y SABOR EN BOCA.
  • RETRACCIÓN DE ENCÍAS.
  • AUMENTO DE  SENSIBILIDAD AL FRÍO.

No es necesario que estén presentes todos los signos y síntomas, es suficiente que aparezca uno de ellos para indicarnos que debemos consultar.

FINALMENTE en la ETAPA MÁS AVANZADA de la ENFERMEDAD:

  • Desplazamiento y movilidad de 1 o más dientes.
  • Aparición de abscesos en la encía.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?

El Periodoncista puede mejorar la calidad de vida de su paciente actuando sobre 2 áreas importantes: la prevención y el tratamiento de la enfermedad. Primero se debe realizar un correcto diagnóstico de la situación mediante el sondaje de las bolsas y la exploración radiográfica. Luego estableceremos un pronóstico y un plan de tratamiento para cada caso.

Todas las técnicas de tratamiento tienen como objetivo principal el control de la placa microbiana y la eliminación de la infección que produce la enfermedad.

Como CONCLUSIÓN saber que hoy en día las enfermedades de las encías se pueden prevenir y/o curar con gran éxito mejorando las expectativas de nuestros pacientes de tener una boca sana.

RESERVA TU HORA
Enviar a través de WhatsApp